FATA LA PARTE (Juan del Enzina): Crónica de un asesinato

Dosso_dossi,_allegoria_della_musica

Alegoría de la Música [1510-1516]. Dosso Dossi

Fata la parte” es un villancico de carácter popular con doble sentido compuesto por Juan del Enzina. El tema central del villancico es la infidelidad de una esposa y su trágico final, a pesar de lo cual destaca cierta comicidad a través del tono chismoso y burlesco de la obra.

Este villancico se conoció gracias al Cancionero Musical de Palacio descubierto en 1870 en la entonces Biblioteca del Real Palacio de Madrid, y publicado en 1890 por Francisco Asenjo Barbieri dentro de su “Cancionero Musical de los siglos XV y XVI”. Está escrito en italiano pero con muchos castellanismos.

En la “Tábula” del Cancionero Musical de Palacio (CMP) fue clasificado como “estrambote”, nombre por el cual fueron designadas todas las piezas en lengua extranjera. El propio Barbieri dice al respecto: “conservo la misma escritura que en el original tiene esta canción picaresca de lenguaje chapurreado, medio español y medio italiano”.

———————-

FATA LA PARTE (CMP 421)- Juan del Encina (1468 – 1529).
(“Cancionero Musical de Palacio“, S. XV/XVI).

Intérpretes: Hespérion XX – Director: Jordi Savall.

 LETRA:

Fata la parte
tutt’ ogni cal,
qu’ es morta la muller
de miçer Cotal.

Porque l’ hai trovato
con un españolo
en su casa solo,
luego l’ hai maçato.
Lui se l’ ha escapato
por forsa y por arte.

Fata la parte
tutt’ ogni cal,
qu’ es morta la muller
de miçer Cotal.

Restava diciendo,
porque l’ hovo visto,
¡o válasme Cristo!,
el dedo mordiendo,
gridando y piangendo:
– ¡Españoleto, guarte!

Fata la parte
tutt’ ogni cal,
qu’ es morta la muller
de miçer Cotal.

¡Guarda si te pillo,
don españoleto!
Supra del mi leto
te faró un martillo,
tal que en escrevillo
piangeran le carte.

Fata la parte
tutt’ ogni cal,
qu’ es morta la muller
de miçer Cotal.

– Miçer mi compare,
gracia della e de ti.
– Lasa fare a mi
y non te curare.
– Assai mal me pare
lui encornudarte.

Fata la parte
tutt’ ogni cal,
qu’ es morta la muller
de miçer Cotal.

 

R-2137797-1266070449.jpeg

La sinopsis del villancico sería: Un mensajero se dirige a un grupo de oyentes desconocido pidiendo que todos guarden silencio (tutt’ ogni cal) y anuncia la trágica noticia: Miçer Cotal ha descubierto en su casa in fraganti a su mujer y a su amante español, a ella la mata y el amante consigue huir “por forsa y por arte” (pies para que os quiero).

El vengativo Cotal se queda enojadísimo y frustrado, mordiéndose los nudillos y gritando: Cuida que no te agarre don españolito (¡Guarda si te pillo, don españoleto!), porque piensa someterlo en el propio lecho donde se consumó el engaño, a tal tortura y martirio, que incluso quien se encargue de describir el suceso en el futuro, llorará al hacerlo (Supra del mi leto te faró un martillo, tal que en escrevillo piangeran le carte).

Finalmente, un compadre se dirige a miçer Cotal tratando de consolarlo: “muy mal me ha parecido que él te encornudara” (Assai mal me pare lui encornudarte), en fin, ¡para animar están los amigos!

———————–

[Bartolomeo Tromboncino]

Bartolomeo Tromboncino, (n. Verona, 1470; m. Venecia, después de 1534). Músico de corte y compositor italiano. Hijo de un ejecutante de vientos al servicio de la ciudad de Verona, recibió instrucción como trombonista y para 1489 se encontraba prestando sus servicios como integrante del conjunto de vientos de la corte de los Gonzaga en Mantua. Más adelante se desempeñó como laudista y tutor musical de Isabella d’Este y fue muy solicitado como compositor de frottolas. Su siguiente puesto fue al servicio de Lucrezia Borgia en Ferrara. Después de 1518 vivió en Venecia como maestro de música de las damas de la nobleza.

Igual que su colega de Mantua, Marchetto Cara, Tromboncino es recordado en la actualidad por sus frottolas, muchas de ellas impresas por Petrucci. Entre éstas, varias tienen poemas de Petrarca. Compuso también un número reducido de piezas sacras, en su mayor parte laude devocionales».- (DICCIONARIO OXFORD DE LA MUSICA)

———————-

Non al suo amante piú Dïana piacque (Instrumental) – Bartolomeo Tromboncino (c.1470 – c.1535)

Intérpretes: Capella de Ministrers – Director: Carles Magraner.
– Octavio Lafourcade (Vihuela)

———————-

Zephyro Spira E’l Bel Tempo Rimena –  Bartolomeo Tromboncino (c.1470 – c.1535):

Intérpretes:  Anonima Frottolisti.

———————-

[¿Miçer Cotal era Tromboncino?]

Escribe ÁNGEL MANUEL OLMOS SÁEZ (“EL CANCIONERO TESTIGO DE UN ASESINATO”. Nasarre: Revista Aragonesa de Musicología Nº 28, Pág. 59 y siguientes):

???????? ??????????? ????????? ? ????????-????? Gallerix.ru

Isabella d’Este

«En la pieza del CMP “Fata la parte” se narra el asesinato de una mujer que es pillada por su marido con un amante español. Hasta ahora no había sido posible una identificación de ninguno de los personajes que aparecen en esta obra. Parece además difícil, puesto que los casos de adulterio en los que se llegaba a tan triste desenlace eran bastante abundantes en la época. Sin embargo, para este caso, es revelador el testimonio de unos hechos acaecidos el 21 de julio de 1499 que nos ofrece una carta de la Marchesa Isabella d’Este a su esposo:

[Traducción]

“Hoy, alrededor de las cinco de la tarde, Alfonso Spagnolo vino a notificarme que [Bartolomeo] Tromboncino había matado a su mujer con gran crueldad por haberla encontrado en su casa a solas en una habitación con Zoanmaria de Triomfo, que había sido visto por Alfonso [Spagnolo] en la ventana pidiéndole [a Alfonso] que buscara una escalera pero, escuchando ruido en la casa, [Alfonso] no esperó y entró. Encontró a Tromboncino, que había atacado a su mujer con armas subiendo las escaleras acompañado por [su] padre y un niño. Aunque [Alfonso] le reprendió, Tromboncino respondió que tenía derecho a castigar a su mujer [si] la encuentra engañándole y, no teniendo armas, [Alfonso] fue incapaz de detenerle, así que volvió a su casa a por armas, pero ella ya estaba muerta. Zoanmaria, en medio de todo esto, saltó por la ventana. Tromboncino entonces se retiró a [la Iglesia de] S. Bernabé con su padre y el niño. Quise contar esta historia a Su Excelencia y rogarle que, habiendo tenido causa legítima para matar a su mujer, y teniendo tan buena voluntad y siendo tan virtuoso como usted es, tenga misericordia de ellos, también del padre y del niño quienes no ayudaron en nada a Tromboncino salvo a escapar, siendo solo Tromboncino quien hirió y mató a su mujer”.

La muerte de la mujer de Bartolomeo Tromboncino fue confirmada en los Registri necrologici del día: “Antonia, mujer de Bartolomeo Tromboncino, murió en la contrada Bove [sita en el barrio de San Giàcomo], a causa de heridas, permaneciendo enferma durante una hora”.

Desconocemos más datos acerca Alfonso Spagnolo, aparte de su servicio en la policía de Mantua, y de Zoanmaria del Triomfo, que bien podría ser de origen aragonés (Joan María del Triomfo), ágil saltador de ventanas.

Juan del Enzina, autor de “Fata la parte”, viajó a Italia justamente en esa época, y debió aprovechar una magnífica ocasión para poder desprestigiar y hacer mofa de su más directo rival, ya que Tromboncino tenía una gran fama, y en este episodio no sale muy bien parado. Obviamente, el nombre de “Miçer Cotal” encubre el nombre real del encornudado y asesino, pero el hecho tuvo tanta resonancia que no era necesario especificar su nombre real. El paralelismo de lo narrado en la obra con los hechos es más que suficiente para identificar ambos sucesos. »

———————-

Como vemos, es muy plausible que el suceso que nos cuenta Enzina en su villancico, corresponda con la historia real del asesinato de la esposa de Tromboncino, pues encaja como un guante en la mano, aunque no podemos asegurarlo absolutamente (al menos, hasta que aparezcan más datos) pues como se sabe el asesinato de la esposa infiel era una práctica habitual en la época. Si fuera así, entonces el compadre que aparece  al final del villancico sería el propio Juan del Enzina (Miçer mi compare, gracia della e de ti).

Del escabroso asunto del asesinato de la mujer de Tromboncino, lo que más me ha llamado la atención es la actitud de Isabella d’Este, una de las grandes mecenas del Renacimiento, culta y gran amante de las artes, quien a pesar de su condición de mujer, no tiene ningún empacho en interceder ante su marido en favor de su maestro de música Tromboncino, quien acababa de asesinar salvajemente a su esposa infiel (“[…]Quise contar esta historia a Su Excelencia y rogarle que, habiendo tenido causa legítima para matar a su mujer[…]”).

Visto con ojos del siglo XXI este episodio resulta atroz, pero a la vez muy ilustrativo para comprender cual era el status de la mujer en el Renacimiento, que fue una época de despegue y esplendor en el desarrollo de las artes (música, pintura, arquitectura, escultura…), pero no así en la naturaleza humana.

En fin, no cabe duda como decía el filósofo que “cualquier tiempo pasado fue anterior”.

—————————–

Enlaces:

Anuncios
Vídeo | Esta entrada fue publicada en Música Antigua. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s