El Llibre Vermell de Montserrat (S. XIV)

40

“Hacia el año 1025 el abad Oliva de Ripoll transformó una de las cuatro ermitas que albergaba el macizo de Montserrat, próximo a Barcelona, en un monasterio dedicado a la Virgen. Regido por un prior durante sus primeros siglos de existencia, en el año 1409 el papa Benedicto XIII lo convirtió en abadía. Desde antiguo los peregrinos acudían allí convencidos del poder milagroso de la Virgen montserratina, una bella talla románica de fines del siglo XII o principios del XIII que fue llevada al monasterio una vez que estuvo construida su primitiva iglesia. Componían la comunidad monástica de Montserrat doce monjes, doce ermitaños, doce presbíteros, doce escolanes y doce “donados”, que eran gentes que se entregaban a sí mismas al monasterio junto con sus bienes […]

Siguiendo el ejemplo de Ripoll, en Montserrat funcionó siempre un scriptorium cuya producción desapareció casi toda en el año 1811, a raíz del incendio del monasterio provocado por las tropas de Napoleón Bonaparte. Afortunadamente uno de sus más preciados códices se salvó de la quema, el Llibre Vermell […]”.- (Maricarmen Gómez Muntané: “La música medieval en España”, 2001).

El “Llibre Vermell de Montserrat” (Libro Rojo de Montserrat), es un manuscrito medieval conservado en el Monasterio de Montserrat (Barcelona), que constituye uno de los pilares de la música medieval española. Fue copiado en los últimos años del siglo XIV, y debe su nombre a su encuadernación en terciopelo rojo, hecha a finales del siglo XIX. Contiene una colección de cantos medievales, y otro contenido de tipo litúrgico, que data de finales de la Edad Media.
El propósito con que fue redactado el Llibre Vermell, lo explica con detalle una nota redactada en latín (fol. 22r), en la que se advierte a los peregrinos que debían evitar “las canciones vanas y los bailes poco honestos durante su viaje y estancia en Montserrat“. Cantar y bailar en la iglesia, era una costumbre medieval bien arraigada, frente a cuyos abusos reaccionaron múltiples sínodos y concilios.

PortadaLos cantos son en catalán, occitano y latín y son todos de autor desconocido. A pesar de que la colección fue copiada a finales del siglo XIV, la mayor parte de la música se cree que es anterior. Por ejemplo, el motete “Inperayritz de la ciutat joyosa“, posee un texto distinto para cada una de las dos voces, estilo que ya no se utilizaba cuando el manuscrito fue copiado.

Inicialmente contenía 172 folios escritos por las dos caras, de los cuáles 35 se han perdido. De los 137 restantes, sólo siete contienen música, los comprendidos entre el 21v y el 26v. Por tanto, sus páginas musicales no pasan de doce.

Las piezas de la colección son diez:

La moreneta“El repertorio musical del “Llibre Vermell de Montserrat” es fruto del espíritu de devoción nacido hacia mediados del siglo XIII bajo la influencia, entre otras, de la orden franciscana. Los franciscanos, con sus ideales de pobreza y humildad, estimularon con su ejemplo la piedad de las gentes sencillas, que se unían a ellos para orar y cantar, extremo que contrasta con el de órdenes como el Císter, entre los muros de cuyos monasterios encontraban refugio distinguidos miembros de la nobleza. Si en monasterios cistercienses como el de Las Huelgas, directamente vinculado a la casa real de Castilla, se entiende que sonasen las ricas polifonías de la Escuela de Notre Dame, también se entiende que lo que cantaban los franciscanos fuese básicamente un repertorio “reciclado”, compuesto de ideas muy sencillas; su pista no es fácil de seguir, puesto que su primera transmisión fue oral.

Si la creación del primer corpus musical sacro de carácter popular se debe a los franciscanos, a otra de las nuevas órdenes mendicantes que aparecieron en el siglo XIII, la de los dominicos, se debe el estímulo del culto a María. Ello favoreció la aparición de un repertorio específico de canciones populares marianas, y de otras menos populares debidas a compositores cultos como eran trovadores y troveros. De unas y otras quedan en la Península Ibérica dos testimonios excepcionales, uno de carácter culto, las “Cantigas de Santa María“, y otro de carácter popular, aunque sólo en parte, el “Llibre Vermell de Montserrat“.

7201_0149_s - copiaEl propósito del repertorio del Llibre Vermell, manuscrito en el que fue copiado entre los años 1396 y 1399, lo explica la nota intercalada entre sus dos primeras piezas. Dice en latín, lo siguiente:

“Quia interdum peregrini quando vigilant in ecclesia Beate Marie de Monte Serrato volunt cantare et trepudiare, et etiam in platea de die, et ibi non debeant nisi honestas ac devotas cantilenas cantare, idcirco superius et inferius alique sunt scripte. Et de hoc uti debent honeste et parce, ne perturbent perseverantes in orationibus et devotis contemplationibus.”

(Traducción): “Dado que a veces los peregrinos, cuando velan en la iglesia de la Virgen María de Montserrat, quieren cantar y bailar y también desean hacerlo de día en la plaza, y allí sólo deden cantarse canciones honestas y devotas, por tal razón hay escritas algunas antes y después [de esta nota]. Y deben utilizarse honesta y moderadamente para no estorbar a quienes perseveran en oraciones y devotas meditaciones, en las que todos los que velan deben de igual modo insistir y dedicarse devotamente.”

No obstante, al menos dos de las diez composiciones que incluye el manuscrito, ‘Mariam, matrem‘ e ‘Inperayritz/Verges ses par‘, son piezas que no es posible que estuviesen destinadas a los peregrinos a quienes alude la nota. Se trata de dos virelais polifónicos en estilo Ars nova, el primero de los cuales usa de ritmos complejos, difícilmente interpretables por un conjunto de voces que no estuviese constituído por especialistas; el caso del segundo virelai es similar, puesto que combina dos textos distintos en un alarde de virtuosismo, más propio de los motetes de fines de la Edad Media que del repertorio cancioneril.” – (Maricarmen Gómez Muntané: CD “Llibre Vermell de Montserrat S. XIV”- Ensemble Micrologus, Capella de Música de Santa María del Mar).

Veamos algunas de estas piezas.

——————————————————————

STELLA  SPLENDENS (Anónimo) – “Llibre Vermell de Montserrat” (S. XIV).
(Danza, fol. 22r-22v).

Intérpretes: Ensemble Micrologus – Capella de Música de Santa María del Mar.
Imágenes: Arte Medieval Europeo.

LETRA:

Sequitur alia cantilena omni dulcedine plena […]
ad trepudium rotundum:

[Estribillo]

Stella splendens in monte
Ut solis radium
Miraculis serrato,
Exaudi populum.

[Coplas]

Concurrunt universi
gaudentes populi,
divites et egeni,
grandes et parvuli,
ipsum ingrediuntur
ut cernunt occuli,
et inde revertuntur
graciis repleti.

Principes et magnates
extirpe regia,
saeculi potestates
obtenta venia,
peccaminum proclamant
tundentes pectora,
poplite flexo clamant
hic: Ave Maria.

Prelati et barones,
comites incliti,
religiosi omnes
atque presbiteri,
milites, mercatores,
cives marinari,
burgenses, piscatores
praemiantur ibi.

Rustici, aratores,
nec non notarii,
advocati, scultores,
cuncti ligni fabri,
sartores et sutores,
nec non lanifici,
artifices et omnes
gratulantur ibi.

Regine, comitisse,
illustres domine,
potentes et ancille,
iuvenes, parvuli,
virgines et antique,
pariter vidue
conscendunt et hunc montem,
et religiose.

Cetus hii aggregantur,
hic ut exhibeant
vota regraciantur,
ut ipsa et reddant
aulam istam ditantes,
hoc cuncti videant,
iocalibus ornantes
soluti redeant.

Cuncti ergo precantes
sexus utriusque,
mentes nostras mundantes
oremus devote,
Virginem gloriosam,
matrem clementie,
in celis graciosam
senciamus vere.

 

[TRADUCCIÓN]: Estrella Resplandeciente.

Sigue otra cantilena llena de suavidad […]
en una danza circular.

[Estribillo]

Estrella que, como un rayo
de sol, resplandeces
con milagros, en Montserrat:
escucha tu pueblo.

[Coplas]

Todos los pueblos acuden
alegres hasta aquí,
ricos y pobres,
adultos y niños;
aquí se adentran,
a la vista de todos,
y de aquí salen
llenos de gracias.

Príncipes y magnates
de real estirpe,
poderosos del mundo,
obtenido el perdón,
anuncian la remisión
de sus pecados
y, arrodillados,
exclaman: Ave María.

Prelados y barones,
condes famosos,
religiosos de todas clases,
y también presbíteros,
soldados, comerciantes,
marineros,
ciudadanos y pescadores,
aquí son recompensados.

Campesinos, labradores
y notarios,
abogados, escultores,
junto con carpinteros,
sastres, zapateros
e incluso laneros,
artesanos todos,
aquí dan gracias.

Reinas, condesas,
damas ilustres,
matronas y esclavas,
doncellas y niñas,
vírgenes y ancianas,
junto con las viudas
y las religiosas,
suben a esta montaña.

Todos se congregan
y aquí sus promesas ofrecen,
y se llenan de gracias
para poderlas cumplir,
y después de enriquecer
y adornar
esta mansión,
regresan en libertad.

Mientras suplicamos,
hombres y mujeres,
purificando nuestras conciencias,
roguemos devotamente
a fin de conocer de verdad
en el cielo a la Virgen gloriosa
y llena de gracia,
madre de clemencia.

 

Stella splendens” es un sencillo virelai a dos voces en estilo Ars nova. El manuscrito indica que se trata de una danza circular. Stella y O virgo splendens son las únicas piezas del cancionero del “Llibre Vermell” que aluden específicamente a la Virgen de Montserrat.

—————————————————————–

LAUDEMUS VIRGINEM (Anónimo) – “Llibre Vermell de Montserrat” (S. XIV).
(Canon a 3 voces, fol. 23r).

Intérpretes: Ensemble Micrologus – Capella de Música de Santa María del Mar.
Imágenes: Llivre Vermell, Monasterio de Montserrat y La Moreneta – (Barcelona – España).

LETRA:

Laudemus Virginem, mater est,
Et ejus Filius, Ihesus est.
Plangamus scelera acriter,
Sperantes in Ihesum jugiter.

 

[TRADUCCIÓN]:

Loemos a la Virgen: ella es madre,
y Jesús es su hijo.
Lamentemos vivamente nuestros pecados,
confiando eternamente en Jesús.

 

La melodía de Laudemus deriva de la de la antífona gregoriana “Ave regina caelorum“.

—————————————————————–

Cuncti simus concanentes – “Llibre Vermell de Montserrat” (S. XIV)
(A ball redon).

Intérprete: Ensemble Sarband.

LETRA:

Cuncti simus concanentes: Ave Maria.

Virgo sola existente en afluit angelus,
Gabriel est appellatus atque missus celitus.
Clara facieque dixit: Ave Maria.

Clara facieque dixit, auditi karissimi,
En concipies Maria: Ave Maria.

En concipies Maria, audite karissimi.
Pariesque filium: Ave Maria.

Pariesque filium, audite karissimi.
Vocabis eum Ihesum: Ave Maria.

 

[TRADUCCIÓN]:

Cantemos todos a una: Ave María.

La Virgen estaba sola; he aquí que se le presentó el ángel,
su nombre es Gabriel y ha sido enviado del cielo.
Y con rostro resplandeciente exclama: Ave María.

Con rostro resplandeciente exclama, escuchad, queridos:
“He aquí que concebirás, Maria”: Ave María.

He aquí que concebirás, María, escuchad, queridos:
“Y parirás un hijo”: Ave María.

Y parirás un hijo, escuchad, queridos:
“Le llamarás Jesús”: Ave María.

————————————————————-

POLORUM REGINA OMNIUM NOSTRA (A ball redon) – “Llibre Vermell de Montserrat” (S. XIV).

Intérpretes: Capella de Ministrers – Director: Carles Magraner.
Imágenes: Real Monasterio de Santa María de Poblet (Tarragona – España).

LETRA:

[Polorum regina, omnium nostra]
(A ball redon)

Polorum regina, omnium nostra,
Stella matutina, dele scelera.

Ante partum virgo, Deo gravida
Semper permansisti inviolata,
Stella matutina, dele scelera.
Polorum regina, omnium nostra,
Stella matutina, dele scelera.

Et in partu Virgo, Deo fecunda
Semper permansisti inviolata
Stella matutina, dele scelera.
Polorum regina, omnium nostra,
Stella matutina, dele scelera.

Et post partum Virgo, mater enixa,
Semper permansisti inviolata,
Stella matutina, dele scelera.
Polorum regina, omnium nostra,
Stella matutina, dele scelera.

 

[TRADUCCIÓN]:

[Reina de los cielos]
(Danza en corro)

Reina de los cielos,
matutina Estrella,
de nuestros pecados
borra toda huella.

Tú, que antes del parto,
de Dios fecundada,
virgen siempre fuiste
pura e inviolada,
Tú, Reina de la gloria,
limpia nuestra escoria.
Reina de los cielos,
matutina Estrella,
de nuestros pecados
borra toda huella.

Tú, que aún en el parto,
de Dios fecundada,
virgen siempre fuiste
pura e inviolada,
Tú, Reina de la gloria,
limpia nuestra escoria.
Reina de los cielos,
matutina Estrella,
de nuestros pecados
borra toda huella.

Tú, que tras el parto,
madre indubitada,
virgen siempre fuiste
pura e inviolada,
Tú, Reina de la gloria,
limpia nuestra escoria.
Reina de los cielos,
matutina Estrella,
de nuestros pecados
borra toda huella.

 

Polorum regina“, a ball redon (Danza en corro) y a una voz, presenta numerosas repeticiones de texto y música, que no coinciden con la estructura de ninguna otra composición conocida. Tanto en su caso, como en el de “Cuncti simus” y “Los set gotxs“, se trata de piezas claramente destinadas a los peregrinos, que harían las veces de coro secundando las voces de los solistas.

—————————————————————–

Mariam, matrem Virginem (Anónimo) – “Llibre Vermell de Montserrat” (S. XIV).
(Virelai. – fol. 25r).


Intérpretes: Ensemble Micrologus.
Imágenes: Monasterio de Montserrat (Barcelona – España).

LETRA:

[Estribillo]

Mariam, matrem Virginem, attolite,
Ihesum Christum extollite concorditer.

[Coplas]

Maria, seculi asilum, defende nos.
Ihesu, tutum refugium, exaudi nos.
Iam estis nos totaliter diffugium,
totum mundi confugium realiter.

Ihesu, suprema bonitas verissima.
Maria dulcis pietas gratissima.
Amplissima conformiter sit caritas
ad nos, quos pellit vanitas enormiter.

Maria, Virgo humilis, te colimus.
Ihesus desiderabilis, te querimus.
Et volumus mentaliter in superis
frui cum sanctis angelis perhepniter.

Ihesu, pro peccatoribus qui passus es.
Maria, sta pro omnibus, que mater es.
Nam omnes nos labiliter subsistimus,
luvari unde petimus flebiliter.

Maria, facta saeculis salvatio.
Ihesu, dapnati hominis redemptio.
Pugnare quam viriliter pro famulis,
percussis duris iaculis atrociter.

 

[TRADUCCIÓN]:

[Estribillo]

Alabad a María, madre y virgen,
ensalzad armoniosamente a Jesucristo.

[Coplas]

María, refugio del mundo, defiéndenos.
Jesús, refugio protector, escúchanos.
Sois nuestro total amparo,
la verdadera protección de todo el mundo.

Jesús, auténtica y suma bondad.
María, dulce y agradable fidelidad.
Que vuestro amor nos ampare,
pues la vanidad nos impulsa.

María, Virgen humilde, te veneramos.
Jesús, supremo deseo, te imploramos.
Deseamos gozar ya espiritualmente
para siempre, en el cielo con los santos ángeles.

Jesús, que sufriste pasión por los pecadores.
María, ya que eres madre, atiéndenos.
Todos vivimos ciertamente en peligro,
con lágrimas os pedimos ayuda.

María, salvación del universo.
Jesús, redención del hombre condenado.
Luchad con ardor a favor de los esclavos,
golpeados atrozmente por los durísimos dardos.

————————————————————-

Inperayritz de la ciutat joyosa – “Llibre Vermell de Montserrat” (S. XIV).
(Verges ses par, misericordiosa).

Intérprete: Alla Francesca.
Imágenes: Real Monasterio de Santa María de Poblet (Tarragona – España).
(Fotografías de José Luis Mieza – España).

LETRA:

Inperayritz de la ciutat joyosa
(Verges ses par, misericordiosa)

Vexell de patz, corona desperança,
Port de salut bé segur de tot ven:
Vós merexets de tenir la balança
On és pesat bé dreytureramén.
E pesa mays vostre Fill excellén,
Mort en la crotz per nostra deliurança,
Quels peccats dom en fayt nen cobegança
Al bé fizel confès e penidén.

Flor de les flors, dolça, clement et pia,
Làngel de Dieus vesem tot corroçat,
E par que Dieus là mandat quens alcia
Don ell és prest ab lestoch affilat.
Donchs, plaça vós quel sia comandat
Questoyg lestoch e que remés nos sia
Tot fallimén tro en lo presén dia,
Ens done gaug e patz e sanitat.

Estel de mar qui los perillans guia
Els fay venir a bona salvetat:
Si Iesuchrist obesir no volia
Ço que per vós li serà supplicat,
Mostratz-li .ls pitz don lavetz alletat,
Et totz los santz, ab la gran jerarchia
De Paradís, quius faran conpanyia,
Tot quan volretz vos er ben autreyat.

 

[TRADUCCIÓN]:

Emperatriz de la Ciudad Gozosa
(Oh, Virgen sin igual, misericordiosa)

Feliz bajel de paz, corona de esperanza,
puerto de salvación al abrigo del viento:
mereces en tus manos sostener la balanza
donde todo es pesado con grande miramiento;
y más de tu Hijo caro pesa el merecimiento,
en la cruz justiciado por nuestro salvamento,
que el pecar de deseo o bien de comisión
de un fiel arrepentido que hizo confesión.

Oh, tú, Flor de las flores, dulce, clemente y pía:
al ángel de Dios vemos con gran fiereza armado;
pareciera que Dios a matarnos lo envía,
con la espada afilada, él ya está preparado.
Plégate, pía Virgen, que le sea ordenado
que envaine la cuchilla, y hasta el presente día
todo pecado nuestro nos sea perdonado,
y que salud tengamos con la paz y la alegría.

Estrella de la mar que al navegante guía
y al puerto de salud con bien lo hace arribar:
si alguna vez tu Hijo en no seguir porfía
lo que tu alma clemente le quiera suplicar,
muéstrale esos tus pechos que Él tuvo a bien
mamar y de todos los santos la entera jerarquía
que en la gloria celeste te hace compañía,
y todo lo que pidas, no lo podrá Él negar.

 

El copista de “Mariam, Matrem Virginem, attolite” e “Inperayritz/Verges ses par“, es distinto al del resto de las canciones que lleva el Llibre Vermell. Se trata aquí de dos virelais en estilo Ars nova, el primero a tres voces y el segundo – en occitano- a dos voces, cuya fecha de composición no debe ser anterior al último tercio del siglo XIV. Teniendo en cuenta que Juan I de Aragón (1387-96), fue un ferviente devoto de la Virgen de Montserrat, ante cuya imagen acudía a orar antes de tomar cualquier decisión de importancia, cabe dentro de lo posible que ambas piezas hubiesen formado parte del repertorio interpretado habitualmente por los chantres del monarca, lo cual habría propiciado su inclusión en el códice.

————————————————————-

LOS SET GOTXS RECOMPTAREM – “Llibre Vermell de Montserrat” (S. XIV).
[Ballada dels goytxs de Nostre Dona en vulgar cathallan, a ball redon].

Intérpretes: Capella de Ministrers – Director: Carles Magraner.
Imágenes: Llibre Vermell (Libro Rojo) de Montserrat, y Monasterio de Santa María de Ripoll (Gerona – España).
(Fotografías de José Luis Mieza – España).

LETRA:

[Los set gotxs recomptarem]
[Ballada dels goytxs de Nostre Dona en vulgar cathallan, a ball redon]

Los set gotxs recomptarem
et devotament xantant,
humilment saludarem
la dolça verge Maria.
Ave Maria gracia plena,
Dominus tecum, Virgo serena.

Verge fos anans del part,
pura e sans falliment,
en lo part e prés lo part
sens negun corrumpiment.
Lo Fill de Déus Verge pia,
de vós nasque verament.
Ave Maria gracia plena,
Dominus tecum, Virgo serena.

Verge, tres reys d’Orient
cavalcant amb gran corage,
al l’estrella precedent
vengren al vostré bitage,
offerint-vos de gradatge
aur et mirre et encenç.
Ave Maria gracia plena,
Dominus tecum, Virgo serena.

Verge, estant dolorosa
per la mort del Fill molt car,
romangués tota joyosa
can lo vis resuscitar.
A vós, Mare piadosa,
primer se volch demostrar.
Ave Maria gracia plena,
Dominus tecum, Virgo serena.

Verge, lo quint alegratge
que’n agués del fill molt car,
estant al Munt d’Olivatge
al cell l’on vehés puyar,
on aurem tots alegratge,
si per nós vos plau pregar.
Ave Maria gracia plena,
Dominus tecum, Virgo serena.

Verge, quan foren complits
los dies de Pentecosta,
ab vós eren aunits
los apóstols et de costa,
sobre tots, sens nuylla costa,
devallà l’Espirit Sant.
Ave Maria gracia plena,
Dominus tecum, Virgo serena.

Verge,’l derrer alegratge
que’n agués en aquest món,
vostre Fill ab coratge
vos muntá al cel pregon,
on sots tots temps coronada
regina perpetual.
Ave Maria gracia plena,
Dominus tecum, Virgo serena.

 

[TRADUCCIÓN]:

[Los siete dichosos gozos]
[Danza en círculo de los gozos de Nuestra Señora en catalán]

Los siete dichosos gozos
con devoción cantaremos,
y a nuestra madre María
humildes saludaremos.
Ave María, de gracia llena,
Dios sea contigo, Virgen serena.

Virgen fuiste antes del parto,
pura y sin mácula alguna,
y en el parto y tras el parto,
no hubo en ti mancha ninguna.
De ti, Virgen pía, nació
el santo Hijo de Dios.
Ave María, de gracia llena,
Dios sea contigo, Virgen serena.

Virgen, tres Reyes de Oriente,
cabalgando con porfía,
tras la estrella reluciente,
vinieron a ti, María,
ofreciéndote el presente
de oro, de mirra y de incienso.
Ave María, de gracia llena,
Dios sea contigo, Virgen serena.

Virgen, madre dolorosa,
tu Hijo caro al expiar,
de triste fuiste gozosa
viéndolo resucitar.
Antes que a nadie, Piadosa,
a ti Él se quiso mostrar.
Ave María, de gracia llena,
Dios sea contigo, Virgen serena.

Virgen, la quinta alegría
que tu Hijo amado te dió,
fue en el Monte de los Olivos
cuando al cielo se elevó,
donde será nuestro gozo
si por nosotros imploras.
Ave María, de gracia llena,
Dios sea contigo, Virgen serena.

Virgen, cuando se cumplieron
los días de Pentecostés,
contigo estaban reunidos
los santos Apóstoles,
y, allí, el Espíritu Santo
sobre ellos súbito es.
Ave María, de gracia llena,
Dios sea contigo, Virgen serena.

Virgen, la última alegría
que tuviste en ésta vida,
fue al ser por tu Hijo glorioso
a los cielos ascendida,
donde reinas coronada,
Reina de la eterna vida.
Ave María, de gracia llena,
Dios sea contigo, Virgen serena.

 

En el subtítulo de “Los set gotxs recomptarem“, se señala que se trata de una ballada o danza circular, que canta los gozos de la Virgen. Son éstos los primeros gozos conocidos en lengua catalana, punto de partida de una tradición que se impuso a lo largo del S. XV.

————————————————————-

AD MORTEM FESTINAMUS (Anónimo) – “Llibre Vermell de Montserrat” (S. XIV).

Intérprete: Alla Francesca.
Imágenes: Monasterio de Montserrat (Barcelona) y Llibre Vermell.

LETRA:

Ad mortem festinamus,
peccare desistamus.

Scribere probosui
de contemptu mundano,
ut degentes seculi
non mulcentur in vano.
Iam est hora surgere
a sompno mortis pravo.
Ad mortem festinamus,
peccare desistamus.

Vita brevis breviter
in brevi finietur,
mors venit velociter
quae neminem veretur,
omnia mors perimit
et nulli miseretur.
Ad mortem festinamus,
peccare desistamus.

Ni conversus fueris
et sicut puer factus,
et vitam mutaveris
in meliores actus,
intrare non poteris
Regnum Dei beatus.
Ad mortem festinamus,
peccare desistamus.

Tuba cum sonuerit
dies erit extrema,
et iudex advenerit
vocabit sempiterna,
electos in patria
prescitos ad inferna.
Ad mortem festinamus,
peccare desistamus.

Quam felices fuerint,
qui cum Christo regnabunt,
facie ad faciem
sic eum spectabunt,
Sanctus, Sanctus, Dominus
Sabaoth conclamabunt.
Ad mortem festinamus,
peccare desistamus.

Et quam tristes fuerint
qui eterne peribunt,
pene non deficient
nec propter has obibunt.
Heu, heu, miseri,
numquam inde exibunt.
Ad mortem festinamus,
peccare desistamus.

Cuncti reges seculi
et in mundo magnates,
advertant et clerici
omnesque potestates,
fiant velut parvuli,
dimitant vanitates.
Ad mortem festinamus,
peccare desistamus.

Heu, fratres karissimi,
si digne contemplemus,
passionem Domini,
amara et si flemus,
ut pupillam oculi
servabit ne peccemus.
Ad mortem festinamus,
peccare desistamus.

Alma Virgo virginum,
in celis coronata,
apud tuum filium
sis nobis advocata,
et post hoc exilium
occurens mediata.
Ad mortem festinamus,
peccare desistamus.

Vila cadaver eris:
Cur non peccare vereris?

Vila cadaver eris:
Cur intumescere queris?

Vila cadaver eris:
Ut quid peccuniam queris?

Vila cadaver eris:
Quid vestes pomposas queris?

Vila cadaver eris:
Ut quid honores queris?

Vila cadaver eris:
Cur non paenitens confiteris?

Vila cadaver eris:
Contra proximum non laeteris.

 

TRADUCCIÓN:
[“Ad mortem festinamus”]
[“A la muerte corremos”]

Pues a la muerte corremos,
de pecar nos alejemos.

Me he propuesto poetizar
sobre el desprecio del mundo,
para que todos conozcan
que su halago es infecundo.
Ya es hora de despertar
de letargo tan profundo.
Pues a la muerte corremos,
de pecar nos alejemos.

En breve esta breve vida
llega a su cercana meta.
Viene la muerte veloz,
y a ningún vivo respeta.
Todo la muerte lo acaba,
y a ruegos no se sujeta.
Pues a la muerte corremos,
de pecar nos alejemos.

A no ser que te transformes,
en un niño convertido,
y a tu vida des un cambio
obrando como es debido,
no podrás entrar, feliz,
en el Reino prometido.
Pues a la muerte corremos,
de pecar nos alejemos.

Cuando en el día postrero
resuene el terrible cuerno,
llamará el Juez a los justos
para el Reino sempiterno,
y a los réprobos dará
a los fuegos del infierno.
Pues a la muerte corremos,
de pecar nos alejemos.

Cuán beatos los benditos
que con Cristo reinarán;
cara a cara al Redentor
eternamente verán;
Santo es el Señor, Dios nuestro
incansables cantarán.
Pues a la muerte corremos,
de pecar nos alejemos.

¡Cuán tristes los condenados
al eterno fuego horrendo!
Sus penas no tendrán fin,
ni saldrán de ellas muriendo.
¡Ay, ay de los miserables,
eternamente sufriendo!
Pues a la muerte corremos,
de pecar nos alejemos.

Todos los reyes terrenos
y las altas dignidades,
la sagrada clerecía
y todas las potestades
sean sencillos como niños
y dejen las vanidades.
Pues a la muerte corremos,
de pecar nos alejemos.

Si la pasión del Señor,
con amor consideramos,
amadísimos hermanos,
y amargamente lloramos,
nos querrá Él como a sus ojos
y evitará que caigamos.
Pues a la muerte corremos,
de pecar nos alejemos.

Santa Virgen de las vírgenes,
en los cielos coronada,
ante tu Hijo muy querido
sé nuestra fiel abogada,
y después de este destierro
recibe nuestra llegada.
Pues a la muerte corremos,
de pecar nos alejemos.

Si un vil cadáver serás,
¿El pecar no temerás?

Si un vil cadáver serás,
¿Por qué tan altivo vas?

Si un vil cadáver serás,
¿Por qué el dinero amarás?

Si un vil cadáver serás,
¿Los ropajes amarás?

Si un vil cadáver serás,
¿Los honores buscarás?

Si un vil cadáver serás,
¿Sin confesión vivirás?

¡Si un vil cadáver serás,
del prójimo no reirás!

 

Ad mortem festinamus” es la última de las composiciones del manuscrito , corresponde a la versión musicada más antigua que se conoce de la “Danza de la Muerte”. Escrita en forma de virelai, su texto deriva de una versión de Contemptus mundi fechada en 1276.

————————————————————-

Enlaces:

Llibre Vermell (digitalizado), Biblioteca Virtual Joan Lluís Vives.

Fuentes musicales de la Edad Media de España (Wikipedia).

Llibre Vermell de Montserrat (Wikipedia)

Alla Francesca (Wikipedia)

Ensemble Micrologus (Wikipedia)

Esta entrada fue publicada en Música Antigua. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s