LA TRULLA (S. XVI): Una Ensalada y sus ingredientes

[Las Ensaladas]

portadaDice Sebastián de Covarrubias en su obra “Tesoro de la lengua castellana o española“, Madrid, 1611:

“Y porque en la ensalada echan muchas yerbas diferentes, carnes saladas, pescados, azeytunas, conservas, confituras, yemas de huevos, flor de borraja, grageas y de mucha diversidad de cosas se haze un plato, llamaron ensaladas un genero de canciones que tienen diversos metros, y son como centones, recogidos de diversos Autores. Éstas componen los Maestros de Capilla, para celebrar las fiestas de la Natividad; y tenemos de los Autores antiguos muchas y muy buenas, como el molino, la bomba, el fuego, la justa”.

Carátula Capella de MinistrersEn esta definición, Sebastián de Covarrubias, autor del monumental diccionario de principios del siglo XVII, nos da la clave de las Ensaladas: mezcla de canciones, algunas de ellas populares y conocidas, enlazadas por otros textos musicales que sirven de nexo de unión, variedad de idiomas, de versos y metros distintos, ritmos también diversos, y, en lo compositivo, uso de distintos procedimientos: a tutti, a solo, a dúo, en contrapunto para las partes más narrativas, mayoritariamente homófono para las canciones intercaladas en la narración. Las ensaladas acaban con una máxima en latín, que escrita al estilo de un corto motete, ilustra lo que podríamos llamar la moral de la historia después de las aventuras acaecidas en clave de «docere et delectare».

Por la temática de sus textos las ensaladas se hermanan mayoritariamente con el ciclo navideño. Contienen historias contadas con un lenguaje simple poniendo en escena a distintos personajes de la lírica tradicional, como pastores, y de la historia sagrada centrada en los sucesos de la Navidad: la Virgen, Jesús, Adán…

Adoración de los pastoresEscribe Maricarmen Gómez Muntané (“Batailla en Spagnol”, CD Capella de Ministrers): “Quien mejor define el género literario musical llamado ensalada es Juan Díaz Rengifo en su “Arte poética española” (Salamanca, 1592): «ensalada es una composición de coplas redondillas, entre las cuales se mezclan las diferencias de metros no sólo españoles, pero de otras lenguas sin orden de unos a otros al libre albedrío del poeta; y según la variedad e las letras se va mudando la música».

La fama de estas composiciones fue grande, tanto en España e Hispanoamérica como en Europa. Algunas fueron objeto de «arreglos» por parte de maestros vihuelistas, como Fuenllana, Valderrábano o Pisador, así como una edición de Jacques Moderne, en Lyon en 1544, que publica una de las ensaladas de Mateo Flecha «el Viejo», “La Justa“, subtitulándola «la Batailla en Spagnol».

Precisamente, el sobrino de Mateo Flecha «el Viejo», es el responsable de la edición en Praga en 1581 de la mayor recopilación de ensaladas existente, que lleva por largo título: “Las ensaladas de Flecha, maestro de capilla que fue de las Serenísimas Infantas de Castilla, Recopiladas por F. Matheo Flecha su sobrino, Abad de Tyhan y Capellán de las Majestades Caesareas, con algunas suyas y de otros autores, por el mesmo corregidas y echas estampar“.

AdoracionPastoresElGreco520Bartomeu Cárceres (S. XVI, ¿?),  que aparece en dicha edición con una espléndida ensalada: “La Trulla“, fue un compositor renacentista español, vinculado a la corte valenciana de Fernando de Aragón, duque de Calabria. El único dato histórico que hace referencia al nombre de Bartomeu Cárceres, se encuentra en una carta de pago del salario de 1546, a los miembros de la capilla musical del Duque de Calabria. Cárceres está ahí mencionado como “pautador de libros” (copista de música). Por lo demás, no sabemos casi nada de la vida de éste músico, aunque a juzgar por su producción, se puede considerar de origen valenciano y relacionado con la corte del Duque de Calabria en Valencia y del Duque de Gandía.

Disfrutemos esta joya.

————————————————————————————–

Pavana y Gallarda de la Ensalada “La Trulla” de Bartolomé Cárceres

Intérpretes: Capella de Ministrers – Director: Carles Magraner.
(Grabado en la Lonja de la Seda de Valencia en Enero de 2012.
Videoclip presentación del libro disco “Batailla en Spagnol”).

————————————————————————————–

LA TRULLA (Ensalada) – Bartomeu Cárceres (fl. 1546).
(“Las ensaladas de Flecha”, Praga, 1581).

Intérpretes: La Capella Reial de Catalunya – Director: Jordi Savall.

Imágenes: Fotografías de José Luis Mieza (España).

LETRA:

– ¡Levanta Gil, and’acá!
– ¿Qué quieres, Bras de Lerena?
– Mira qué trulla que suena,
que la virgen parió ya.
– Si d’eso me hazes cierto,
levantarme yo en un salto.
– And’acá, levanta presto,
verás misterio tan alto.
Llégate, no miras nada,
mira que linda donzella
relumbrante como estrella,
madre y virgen preservada.
Canta, pues, por amor d’ella
una canción entricada.

– ¿Qué queréis que os traiga,
Virgen delicada?
¿Qué queréis que os traiga?
Llegastes a Bethlem,
paristes vos a quien
es Dios y hombre también,
Virgen sagrada.
¿Qué queréis que os traiga?
¿Sí queréis mantillas,
queso y mantequillas,
puchero y papillas,
leche y quajada?
¿Qué queréis que os traiga?
– También yo, por mi fé,
pañales os traeré,
bellotas os daré
de mi majada
¿Qué queréis que os traiga?
– Pues migas yo haré
con buena ajada.
¿Qué queréis que os traiga,
Virgen delicada?
¿Qué queréis que os traiga?

– Cante agora Antón Loçano
en fiesta tan preciosa
– yo quiero tomar la mano.
-Canta por tu vida hermano
en honra de la hermosa
que es de Dios hija y esposa,
pues l’eterno y soberano
nos da visible y humano,
y pariolo en esta hora.

– Dame del tu amor, señora,
siquiera una rosa.
– Dame el bien de nuestro mal
nascido en este portal,
pues de culpa original
sois de puras la hermosa.
– Siquiera una rosa.
Dame del tu amor, señora,
siquiera una rosa.
Dame del tu amor, galana,
siquiera una rama.

– Cante ya Gilot García,
por vida de su muger.
– No se cantar ni tañer,
mas un poco jugaría.
– Canta ya con alegría
con nuestro cura Bartolo.

– Solo, solo,
¿cómo lo haré yo todo?
– Don abad,
a mi casa yredes.
Mi muger, vos,
la visitaredes.
La mi gente, vos,
me la manternedes.
Mis hijuelos, vos,
me los criaredes.
-¿Yo?
– ¡Ala he! Vos!
– ¿solo?
– ¡solo!
– ¿todo?
– ¡todo!
– Solo, solo,
¿cómo lo haré yo todo?
– El comer
esté aparejado,
con sazón
lo cozido y assado,
y el corral
bien barrido y regado.
Y si hay falta
vos habréis mal recaudo.
– ¿Yo?
– ¡Ala he! Vos!
– ¿solo?
– ¡solo!
– ¿todo?
– ¡todo!
– Solo, solo,
¿cómo lo haré yo todo?

– Pues que tan bien as cantado,
respóndate Bras Llorente
en portugués entricado
un cantar que nos contente.
– Queyro lo fazer de grado.
– Alto, pues, que prestamente
responderá Pero Gay.

– Nam me quer casar miña may,
ora folgay.
Tres hermanas de Lisboa
eramos, en hora boa,
y as duas casar con loa
y a mí monja querer mon pay,
– ora folgay
– y también o quer miña may,
– ora folgay.
Nam me quer casar miña may,
ora folgay.

– ¡O qué fidalga canción!
– ¡Par Di, pas en tot es bona!
– Canta tú, pues, en gascón
alabando aquel garçón
que a todos libró de pena.

– Tau garço la durundena,
tau Jesú la durundó,
e tau hillot, la durundó.
– Tan chiquet e tan polit
com t’és nat aquesta nit,
Lucifer serà scarnit,
tot l’infern n’aurà gran pena.
– Tau garçó…
-Los àngeus n’an gran plausir
vent complit nostre desir
que l’alt cel s’à de fornir
de gascons per bella strena.
– Tau garçó…
– O Iesús, e com miràvheu!
Los àngeles baylaven,
daut en l’ayre no tombavhen
ni cayen en l’arena.
– Tau garçó…
– Y ab ses veus tan angelines
raussonaven les maytines,
e tocaven les orguines,
tots cantant ab veu gran plena.
– Tau garçó…
– E sonavhen tots acors
ab rebicus e monacors,
y ab veus autes, grans e forts
dansavhen l’auta serena.
– Tau garçó…
-Tots ensemps fasan la xiera,
en esta nit plazentiera,
davant la Virgen partiera
que trau lo món de cadena.
– Tau garçó…

– Pues que es noche de alegría
todos tienen de cantar.
– Cante pues Joancho Ochandría,
alabando a la sin par
que parió la luz del día.
– ¿Quieres cantión, vizcayno?
– Sí, que muy mejor será,
que aunque vienes de camino
a todos agradará.

– María Ochandrea
hene pecatarea.
Un chiquito tan bonica,
María, lo as parida,
y entre la buey y el mulica
ángeles loa cantará.
– María Ochandrea…
– Estás, niño Dios del cielo,
hombre chica en pobre suelo.
Tienes mucha terciopelo,
no creas que vestirá.
– María Ochandrea…

– En noche tan plazentera
cantemos muchos cantares,
pues nos quita los pesares
la Virgen qu’está partera.
– ¿Quién ha de tomar la mano?
– Cante Bras en valentiano
una breve cancioneta.

– Lleva’t en l’albeta,
Peret chiquet,
Michalotet,
lleva’t en l’albeta.
Veuràs la Vergeneta
en una barraqueta.
Peret chiquet…
Que’l seu fillet alleta,
tot nu sens camiseta,
com dona molt probeta.
Peret chiquet…
Y entre’l bou y muleta
veuràs en carn perfeta
divinitat secreta.
Peret chiquet…

– ¡Baste ya! Sus, no cantemos,
no sea todo cantar.
– ¿Pues qué quieres?
– Que baylemos.
– Plázenos sin más tardar.
Bras de Lerena podrá baylar
la gallarda nueva.
– ¡Mi fe, yo haré la prueba!
– Veamos si agradará.
Mas primero, es cosa buena,
que a la Virgen soberana,
pues nos dio tan buena estrena,
comencemos la pavana.

Tantarlantan, falalalanta,
tarlan, tantan,
tatatara,tatatara…

– ¡Sus, sus, sus, sus, no mas dormir!
Cantemos aquí
lohores sin par
de quien meresció
tal Hijo parir,
que el daño de Adán
vino a remediar,
que, sin ygual soberana,
fue tan gentil y galana
que a Dios supo enamorar.
– Reyna sagrada,
pues paristes al Redemptor
que en braços tenéis,
dezidnos ¿cómo concebistes,
pues madre y virgen permanecéis?
– Como el sol por la vidriera
lo veis passar, de tal manera
tomó en mí carne el Dios que veis.
– ¿Como podeis siendo criatura,
señora, parir al que es Criador,
pues siendo vos su propia hechura
el os es Padre y superior?
– La divinal inmensidad
hizo en mi tal novedad
por me hazer tan gran favor.
– ¡Sus, sus, sus, sus, no mas dormir!…

– ¿Avemos todos cantado?
– ¿Avemos todos baylado?
– Ya an cantado cuantos son.
– ¿Todos avemos cantado?
– No la madre del garçón,
que siempre nos a escuchado.
– Pues cantad, reyna del mundo,
por complir el regozijo
con vuestro Hijo iocundo,
que nos librará de afán.

– ¿Qué de mí qué de vos, mi hijo
qué de mí, qué de vos dirán?
Que os amé y que me amastes,
que os crié y que me criastes.
¿Qué de mí…?
A mí, vuestra hija y madre,
a vos, mi Hijo y mi Padre.
¿Qué de mí…?
De vos, que tembláis de frío,
sin pañales, Hijo mío.
¿Qué de mí…?
Que os baxé y me subistes,
que os serví y me servistes.
¿Qué de mí…?
Diránme mil benditiones
todas las generationes:
Quia fecit mihi magna
qui potens est
et sanctum nomen eius.

– Si dixeren, digan,
Madre mía,
si dixeren, digan.
– A los que dixeren
que bien nos queremos,
ayan buenas Pascuas
y los años buenos,
Madre mía,
– si dixeren, digan…

Gloria Patri, et Filio,
et Spiritui Sancto.
Sicut erat in principio,
et nunc, et semper,
et in secula saeculorum.
Amen.

————————————————————————————–

En la ensalada “La Trulla” (bullicio, ruido), unos pastores llegados de distintos orígenes geográficos, cantan cada uno en su idioma a la Virgen, antes de que ella misma, después de recibir de los pastores un homenaje que contiene incluso una pavana cantada-danzada en su honor (con su posterior gallarda en que se nos explica nada menos que el misterio de la virginidad), cante a su vez y sea respondida por el mismo Jesús hablando amorosamente a su madre.

portada 1La ensalada de Cárceres es una de la mas simples del género, al margen de sus precedentes. En la ensalada se suceden hasta un total de diez canciones, siete de las cuales las cantan otros tantos personajes rústicos: Gil, Antón Loçano, Gilot García, el portugués Bras Llorente, un gascón, el vasco Joancho Ochandría y Bras, el valenciano. Viene luego un diálogo, una canción que canta la Virgen y otra que canta Jesús. Como vemos, se podría prescindir de muchas de las canciones que contiene sin que se alterase, en absoluto, el conjunto de la misma.
Escribe Maricarmen Gómez Muntané (“Bartomeu Cárceres – Opera Omnia”, 1994, Biblioteca de Catalunya): “En contra de lo que piensa el profesor José Romeu, no creo que La Trulla represente una “regresión” dentro de la evolución del género, cuyo máximo exponente lo constituye la producción de Mateo Flecha “el Viejo”.
Es cierto que respecto a sus ensaladas, la de Cárceres es mucho más sencilla. Flecha no “enlaza” canciones, sino que las cita a lo largo de un sutil entramado literario-musical en el que se hace difícil distinguir entre lo propio y lo ajeno.
Seguramente las canciones de La Trulla no son más que adaptaciones de canciones o villancicos en su día bien conocidos, como aquél que canta Gilot García y que cita Fernández de Heredia en su “Coloquio de las damas valencianas”, según Romeu.
Un procedimiento tan simple en la creación de una ensalada puede ser debido a que Cárceres, más que un imitador, tal vez fue uno de los compositores que sentaron las bases de un género en el que la producción de Flecha representa un notable refinamiento, o si se quiere, un avance respecto a la producción de sus colegas.”

LOS INGREDIENTES (Maricarmen Gómez Muntané: “Batailla en Spagnol”, CD Capella de Ministrers):
1 – “Qué queréis que os traiga” (v. 15-37): estribillo que es adapatación a lo divino de otro que dice “¿Qué queréis os traiga, delicada, / qué queréis que os traiga?.
2 – “Dame del tu amor, señora” (v. 47-57): probable glosa de un cosaute, género poético-musical que estuvo de moda en el siglo XV.
3 – “Solo, solo” (v. 63-96): estribillo que debió cantarse en alguna representación dramática; lo glosa, entre otros, Fernández Heredia.
4 – “Nâo me quer casar miña mai” (v. 104-114): el protagonista de las “Cortes de Júpiter” (1521), del portugués Gil Vicente, canta una variante de este estribillo.
5 – “Tau garçó, la durundena” (v. 120-152): estribillo de una canción cuyo original se desconoce.
6 – “María etxandrea” (v. 162-173): tampoco se conoce el de esta otra canción, en vasco, ni el de la siguiente, en valenciano.
7 – “Lleva’t en l’albeta” (v. 181-195).
8 – Pavana (v. 209): danza cortesana de origen italiano que estuvo de moda en el siglo XVI, a la que suele seguir una gallarda como es aquí el caso.
9 – Gallarda (“¡Sus, sus!”, v. 212-237): fue una danza muy popular en la Europa del Renacimiento; contrasta rítmicamente con la pavana.
10 – “Qué de mí, qué de vos, mi Hijo” (v. 248-266): el estribillo es adaptación ‘a lo divino’ de una canción que recogen tanto el Cancionero de Hernando del Castillo (1511), como el Cancionero sevillano de Nueva York, que data de fines del siglo XVI. Los versos 264-266 citan sendos versículos del Magníficat, el segundo con una melodía que deriva de la gregoriana en primer modo.
11 – “Si dixeren digan” (v. 267-275): el Cancionero Musical de Palacio (Madrid, Palacio Real, Ms 1335) lleva una composición anónima a cuatro voces que glosa una variante del estribillo: “Si lo dicen, digan, / alma mía, /si lo dicen, digan (CMP 193). La melodía que utiliza Cárceres deriva de la entonación del Magníficat en modo primero.
12 – “Gloria Patri, et Filio” (v. 276-281): doxología con la que finaliza el canto de los salmos y el Magníficat; salvo la entonación inicial, la reproduce el manuscrito M 1166/1967 de la Biblioteca de Catalunya (“Cancionero de Gandía“) que la atribuye al autor de La Trulla.

————————————————————————————————–

Enlaces:

“Las Ensaladas de Flecha” (Praga, 1581) (Digitalizado)

– Maricarmen Gómez Muntané: “Opera omnia – Bartomeu Cárceres” (1994)

http://www.palaumusica.cat/tresorsbiblioteca/esp/musica02.html

Ensalada (Wikipedia)

Bartomeu Cárceres (Wikipedia en inglés)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música Antigua. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA TRULLA (S. XVI): Una Ensalada y sus ingredientes

  1. Pingback: Bartomeu Cárceres: La Trulla (Ensalada) – La Capella Reial de Catalunya – Jordi Savall | DARWIN'S TREE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s