El Codex Calixtinus (S. XII)

Apóstol Escribe Maricamen GÓMEZ MUNTANÉ (“La música medieval en España”, 2001): «Dice la tradición que, reinando Alfonso II de Asturias (791-842), un monje llamado Pelayo creyó ver unas luces que le sorprendieron en un despoblado próximo a la sede episcopal de Iria Flavia, la actual Padrón. Avisado el obispo, se descubrió en aquel lugar un sepulcro de época romana cuyo contenido se aseguró que correspondía a los restos del apóstol Santiago. Tan pronto como Alfonso tuvo noticia del suceso se personó en el lugar, que con el tiempo pasó a llamarse Compostela, nombre que deriva de “compostum” (cementerio) a pesar de que la tradición lo haga derivar de “campus stellae” (campo de estrellas), en alusión a las luces que vió el monje, que lo que halló fue en realidad una necrópolis paleocristiana. La noticia del hallazgo de los restos del apóstol se propagó con prontitud,  y si al principio quienes acudieron a venerar las sagradas reliquias no venían de tierras muy lejanas, ya en la segunda mitad el siglo X se tiene noticia de que llegaron a Compostela peregrinos de tierras francesas, dando inicio a una tradición que ha perdurado durante siglos.
Catedral de SantiagoLas peregrinaciones a Santigo fueron en aumento a lo largo del siglo XI, gracias sobre todo a la labor de la orden de Cluny que facilitó los caminos de acceso proveyéndolos de hospederías, hospitales y monasterios, llegando a su punto álgido en tiempos del obispo Diego Gelmírez (1100 – ca.1140). Éste, con la ayuda del abad de Cluny, obtuvo del papa Calixto II la dignidad arzobispal para Santiago (1119) y su independencia de Toledo, con sujección directa a Roma. Fue en aquel tiempo cuando se dió un impulso definitivo a la construcción de la catedral románica compostelana, y cuando se escribieron los dos manuscritos más significativos de cuantos están relacionados con Santiago: la llamada “Historia compostellana“, de gran valor para la historia de las peregrinaciones, y el “Liber sancti Jacobi” o “Codex Calixtinus“».

———————————————————————

BENEDICAMUS DOMINO, DEO GRACIASCodex Calixtinus (S. XII).

Intérprete: Ensemble Organum – Director: Marcel Pérès.
(http://es.wikipedia.org/wiki/Ensemble_Organum)

Imágenes: Catedral de Santiago de Compostela (Galicia – España).

LETRA:

Benedicamus Domino,
Deo gracias.

———————————————————————

EL CODEX CALIXTINUS (S. XII)

Codex CalixtinusEl “Codex Calixtinus” o Códice Calixtino (Santiago de Compostela, Archivo de la Catedral, Ms s/n), es un manuscrito iluminado de mediados del siglo XII, conservado en la Catedral de Santiago de Compostela. Constituye una especie de guía para los peregrinos que seguían el Camino de Santiago, con consejos, descripciones de la ruta y de las obras de arte, así como de las costumbres locales de las gentes que vivían a lo largo del Camino. También contiene sermones, milagros y textos litúrgicos relacionados con el Apóstol Santiago.
El Codex Calixtinus consta de cinco libros y dos apéndices, con un total de 225 folios de pergamino escritos en las dos caras, con un tamaño de 295 x 215 mm. Salvo excepciones, el texto es siempre a una columna, con 34 líneas por página. El recopilador de los cinco libros los atribuye al papa Calixto II (1119-1124), de ahí el título de Calixtino, con el propable fin de imprimirles un sello de autoridad. Descartada la autoría del pontífice, se ha querido adivinar tras todos o alguno de los libros la personalidad de Aymerí Picaud, un clérigo de Parthenay que hacia el año 1139 fue el encargado de llevar el códice o un original suyo —en caso de que el actual sea copia— desde Francia hasta el lugar donde se sigue albergando.

[Apéndice I — Obras polifónicas]:

Tras el quinto libro viene un apéndice o suplemento musical polifónico (fols. 214r-221v), que va seguido del himno “Ad honorem regis summi” de Aymerí Picaud y de algunos otros añadidos. Desde el punto de vista musical es la parte más importante del manuscrito.

[Apéndice II]:

Finalmente, el códice concluye con otro suplemento posterior a su redacción original (fols. 222r-225v), que se inicia con el himno de los peregrinos de Santiago “Dum pater familias“.

carátula 1«Dum pater familias” es la única composición del Códice Calixtino que lleva notación aquitana de puntos, que es la que se adoptó preferentemente en España tras la supresión del canto hispano (Canto mozárabe). Las demás composiciones van en notación lorena, ofreciendo notables paralelismos con los manuscritos procedentes de la región de Nevers, en la Borgoña francesa. Ello ha llevado a la conclusión de que la parte musical del códice pudo ser preparada por los monjes de Vézelay, uno de los puntos de partida del Camino de Santiago, para la antigua comunidad monástica de Compostela.
Desde el punto de vista musical la parte más importante del códice la constituyen las veinte piezas polifónicas que aparecen a continuación del libro quinto, veintiuna si se acepta la hipótesis de David Hiley acerca del himno de Aymerí Picaud es polifónico y no monódico. Se trata de siete Benedicamus, cuatro responsorios, cuatro o cinco conductus, dos Kyries, un Gradual, una prosa y un Aleluya, todos a dos voces excepto el “Congaudeant catholici”, que es a tres. Estas composiciones tienen la peculiaridad de estar atribuidas a once personajes franceses, cuyo nombre aparece en tinta roja en el encabezamiento de cada composición. De algunos hay referencias. Es el caso de Atón, obispo de Troyes a quien se atribuyen siete de las piezas polifónicas, que renunció a su cargo en el año 1145 para retirarse al monasterio de Cluny. Goslenus, obispo de Soissons, autor de dos composiciones; Albetricus (Aubray), arzobispo de Bourges y responsable de otra composición, y Fulbertus, obispo de Chartres, autor de otra.
Codex CalixtinusDel autor de ‘Congaudeant catholici’, Magister Albertus Parisiensis, se tienen noticias más explícitas. Se trata de Albertus Stampensis, canónigo de Notre Dame de París al menos desde año 1127, que ocupó el cargo de cantor desde 1146 hasta su muerte, acaecida hacia 1177. Si nada impide atribuir la composición del códice a maese Alberto, encargado de los aspectos musicales del culto de Notre Dame, en cambio no es probable que los demás personajes fuesen los autores de las composiciones que se les atribuye, salvo en el caso de Picaud. Lo más seguro es que se trate de atribuciones honoríficas.

A pesar del indudable origen francés del Códice Calixtino, su presencia en Santiago de Compostela desde poco después de su confección tiene una notable importancia para la Historia de la música española, por cuanto contiene los ejemplos de polifonía más antiguos que se conservan en la Península, al margen de los relacionados con algún que otro monasterio catalán». – (Maricamen GÓMEZ MUNTANÉ : “La música medieval en España”, 2001).

Disfrutemos algunas piezas del Códice.

—————————————————————————–

CONGAUDEANT CATHOLICICodex Calixtinus (S. XII).

Intérprete: Ensemble Organum – Director: Marcel Pérès.
Imágenes: Catalunya Medieval (Fotografías de José Luis Mieza – España).

LETRA:

Congaudeant catholici,
letentur cives celici,
die ista.

Clerus pulcris carminibus
studeat atque cantibus,
die ista.

Hec est dies laudabilis,
divina luce nobilis,
die ista.

Qua Iacobus palacia
ascendit ad celestia,
die ista.

Vincens Herodis gladium
accepit vite bravium,
die ista.

Ergo carenti termino
Benedicamus Domino,
die ista.

Magno patri familias
solvamus laudis gracias,
die ista.

Congaudeant Catholici es la única obra conocida para 3 voces en el siglo XII. Se cree que éste himno fue compuesto originalmente para 2 voces (superior e inferior) y posteriormente se insertó una tercera voz entre las dos. Atribuido a Magister Albertus Parisiensis (Maestro Alberto de Paris).

—————————————————————————–

Hymnus Peregrinorum: DUM PATER FAMILIASCodex Calixtinus (S. XII).

Intérprete: Ensemble Organum – Director: Marcel Pérès.
Imágenes: Catedral de Santiago de Compostela (Galicia – España).

—————————————————————————-

Otra interpretación del himno “Dum Pater Familias” – Codex Calixtinus (S. XII)

Intérprete: SEQUENTIA
(http://es.wikipedia.org/wiki/Sequentia)

LETRA:

Dum pater familias,
Rex universorum,
Donaret provincias
Ius apostolorum,
Iacobus Yspanias
Lux illustrat morum.

Primus ex apostolis
Martir Ierosolimis,
Iacobus egregio
Sacer est martirio.

Iacobi Gallecia
Opem rogat piam,
Glebae cuius gloria
Dat insignem viam,
Ut precum frequentia
Cantet melodiam.

Herru Santiagu,
Got Santiagu,
E ultreia, e suseia,
Deus adiuva nos.

Iacobo dat parium
Omnis mundus gratis,
Ob cuius remedium
Miles pietatis
Cunctorum presidium
Est ad vota satis.

Primus ex apostolis….

Iacobum miraculis
Que fiunt per illum.
Arctis in periculis
Acclamet ad illum,
Quisquis solvi vinculis
Sperat propter illum.

Primus ex apostolis….

O beate Iacobe,
Virtus nostra vere,
Nobis hostes remove
Tuos ac tuere
Ac devotos adhibe
Nos tibi placere.

Primus ex apostolis….

Iacobo propicio
Veniam speremus
Et, quas ex obsequio
Merito debemus
Patri tam eximio
Dignas laudes demus. Amen.

Primus ex apostolis….

[TRADUCCIÓN]:

Cuando Dios Padre, Rey universal,
dividió las provincias terrenales entre los apóstoles
escogió Santiago para ilustrar España.

“Primero entre los apóstoles maritizado en Jerusalén,
el egregio Santiago se ha alzado, santo es su martirio.”

Galicia buscó la ayuda pía de Santiago,
cuya gloria es señal de camino para la gente
para que sus oraciones frecuentes broten en canciones:

“¡Oh Señor Santiago! ¡Buen Señor Santiago!
¡Eultreya! ¡Esuseya! ¡Oh Dios, protégenos!”

Todo el mundo de buena voluntad
remite homenaje a Santiago,
caballero de la piedad,
a todos defiende de suerte contraria,
intercesor por las oraciones de su gente.

Quien espera liberarse de sus cadenas
aclama su nombre en los tiempos de peligro
por los milagros que por él se llevan a cabo.

O bendito Santiago, nuestra verdadera fortaleza,
aleja de nosotros a los enemigos y protege tu gente,
que nosotros, tus devotos, te placen.

Llevados por la esperanza de que Santiago
nos concede su perdón, y en la obediencia legítima
que le debemos, ofrecemos al Padre todopodero las
alabanzas dignas de el.

El entorno que el nombre de las autoridades a las que se atribuyeron las composiciones polifónicas del Códice, sitúa en un lugar más próximo a los principales puntos de partida de las peregrinaciones a Santiago de Compostela —centro y norte de Francia— que al de su destino. El único canto del Códice Calixtino que debió ser escrito en el entorno de Santiago es el himno de los peregrinos “Dum pater familias“, añadido al final del códice. Se trata de una composición no litúrgica con exclamaciones en alemán, flamenco y mal latín, fáciles de imaginar en boca de los peregrinos que alcanzaban su objetivo: “Herru Sanctiagu! Got Sanctiagu! E ultreia, e suseia! Deus aia nos!”.

—————————————————————————-

Enlaces:

http://www.caminosantiagoencadiz.org/index/CodexCalixtinus/CodexCalixtinus.html

Fuentes musicales de la Edad Media de España (Wikipedia)

Esta entrada fue publicada en Música Antigua. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s